Engordemos en Guashinton, di sí (segunda parte)

 

Agente M4RR4N420-Pachón al servicio de la DEA (Dije Échele Aguacate). El calor en Washington DC es inclemente, pero ni así me bajaron los cachetes. Hay tantos negocios sospechosos de comehierbismo en este lugar que por un momento pensé en encajuelar a todo DC. Y sí lo hice, pero los enemigos número 1 de la DEA, los agentes aduanales, sacaron toda la cosa buena y nomás dejaron mis calzones raídos, mismos que adjunto como evidencia en este reporte. Eso sí, tomé muchas fotos ¡y no en todas salió mi dedo!

 Roots Market

¿Ven esta tienda tan bonita? Es como un Ecorazón grandote, excepto que no es completamente vegana (y Ecorazón sí, nomás digo). No está en Washington DC, sino en Clarksville, que está a 50 minutos en auto. Tienen refrigeradores abarrotados de comida completamente ausente de ojos y pezuñas, e incluso unos dispensadores con diferentes semillas y granos para que el cliente se surta a granel y lleve todo en las bolsas de las bermudas (es una prenda muy popular por acá) y no en plástico. Mientras me hiperventilaba frente los aparadores, noté que tenía aliento de perro, bueno, el empleado que me arrojaba pastas de dientes desde lejitos lo notó ¡Hay más de 15 marcas! Pero eso no era lo único que me olía mal, por lo que tuve que adquirir jabones y champú, ninguno probado en un pobre conejo. Así, mofletudo como me ven, ando medio descompensado de la B12 y el omega-3, me embolsé unos frascos de suplementos, hasta de los que no necesitaba. Hay que aprovechar tanta abundancia, oiga. Nota para mí mismo: en caso de invasión extraterrestre, atrincherarme en Roots Market.

roots2
Si no quieren andar por la ciudad diciéndole adiós a todos sus billetes, bien podrían surtirse en este lugar y gastar su dinero en… en… Nota para mí mismo: pensar en otras cosas para gastar el dinero además de comida.
roots1
¡Llévense unas semillas para que no les de un soponcio! O ciruela pasa, por si tienen el mal del viajero con intestino tímido.
roots3
¡Chángüiches! Y queso vegano que sabe y huele a queso. Ah no, ese soy yo.

Great Sage

Últimamente no me consiento ni me saco a pasear ¡soy un desconsiderado! Justo frente a Roots Market se encuentra Great Sage. Nota para mí mismo: pero qué delicado y sensual me veo hoy ¡Y qué primoroso y romántico es este lugar al que me he traído! Tienen un menú muy extenso, pero dicen que una vez desaparecieron los macarrones con queso de la carta y un escuadrón antimotines tuvo que solucionar la situación. Empezaré por ahí. Premiaré mi excelente elección con un plato de pasta al pesto. ¡Ay, ojón! Algunos platillos están entre los 15 y 25 dólaresNota para mí mismo: este es un bueno momento para recordar cómo lavar trastes o saltar bardas. Para los alérgicos a la soya y al gluten hay muchas opciones también. Está muy chabocha la comida, pero así como para gastar más de 20 de los verdes, pues no.

greatsage
Para la parejita, para los cuates, para el romántico solitario ¡este es un lugar para todos!
great-sage1
¡Y estos macarrones sí estaban picosos! No decepcionarán al paladar azteca.
great-sage-2
Pasta al pesto con piñones. Me sentí como un #lordvegano


Hip City Veg

¿Comida rápida vegana con todo y malteada? Sí me sobra panza para entrarle, cómo no. Se encuentra a ocho minutos de la estación Metro Center, definitivamente un lugar que tenemos que piratearnos en México. Los sustitutos de pollo y tocino saben mil veces mejor que los originales, y no, no es que ya se me haya olvidado a qué sabe la carne muerta de animal. Si también me gustaba y harto, pero me agradan más los pollos, son más nobles que muchos policías veganos que conozco. El servicio se parece mucho a un McDonalds o Burguer King, pero menos lacra y abusivo, con instalaciones más limpias. Uno pide la orden y en cinco minutos o menos ya está una delicia frente a nuestras narices. ¡Miren esa textura! La malteada es otro asunto, está espesita y pesadita, por poco no me entra en el gaznate, pero lo logré porque también está cremosa y riquísima.

hipcityveg2
Hamburguesa de “pollo” y otra de portobello. ¡Y agüita de kale! ¡Aaaahm!
hipcityveg1
Hamburguesa “Disco chick’n”. Sentí ganas de patinar en un atuendo de lentejuelas mientras me la tragaba. Ese look pollezco se lo deben al tempeh.

Evolve

No voy a mentir: la única razón por la que no arresté a todos en este lugar es por que: 1) La comida es MUY buena y 2) el lugar es muy agradable. Aquí se sirve sould food, que es gastronomía tradicional del sur de Estados Unidos. ¡Pura grasa! Hay unas cosas llamadas chicken drums,  que es carnita de proteína de trigo envuelta en un palito de madera. ¿Cómo la ven? Van a poder dejar cosas chupadas y repugnantes sobre sus platos otra vez. ¡Jijos de su jijurria! qué buenas estaban. Venían acompañadas de ensalada de col y un dip cremoso. De alguna manera se las arreglaron para replicar la piel de un pollo. Eso suena mucho peor de lo que sabe ¡pero esto no es un pollo y aún así tiene una capa crujiente y chiclosita bañada en salsa barbecue! Ñam Ñam… buuu, buuu… soy muy débil. Pues hasta ahí todo bien si no fuera porque la orden SE TARDÓ MÁS DE DOS HORAS EN LLEGAR. Eso se perdona, pero la cerveza estaba caliente ¡ya ni la amuelan! Iba a arrestarlos, pero en cinco horas no se pusieron de acuerdo para ver quién pasaba primero por la puerta y salí huyendo.

evolve2
¡Así se ve por fuera!
evolve1
Snif, snif… esas alitas son como el cometa Halley, asombran a todos pero tardan casi 70 años en pasar por la mesa.

Agente M4RR4N420-Pachón concluye su informe concluyendo con la conclusión de que México no tarda en veganizar y perfeccionar aún más su ya sobresaliente gastronomía. Porque sí estuvo todo muy sabroso en el gabacho ¡pero a mí me gustan más los tlacoyos!

2 comentarios sobre “Engordemos en Guashinton, di sí (segunda parte)

  • el 21 Septiembre, 2016 a las 9:10 pm
    Permalink

    Excelente nota, muy entretenida 😊

  • el 22 Septiembre, 2016 a las 8:41 am
    Permalink

    ¡Gracias, Poli! Date una vuelta, hay harta cosa para tragar ¡y los museos son gratis! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *