Bajón Sin Carne: comida vegana a domicilio en la CDMX

Un día en el cuartel general de Vegan Police estaban los agentes M1 y M2…

VPpolice
Cuartel general de la Policía Vegana

– Agente M1, ya hace hambre
– Efectivamente, Agente M2 ¿qué hora es?
– Las 9:30 de la mañana
– ¿QUÉ? ¡ACABO DE LLEGAR HACE 15 MINUTOS! ¿Cuánto falta para la hora de la comida?
– Dos más tres son seis, y cuatro… faltan 5 horas
– Llame a Bajón Sin Carne, agente, a ver qué tienen de comer

*Llaman* *la siguiente es una transcripción fiel de la llamada*

Bajón sin carne, buenas tardes, amamos a todos, le atiende Mopi ¿en qué le puedo serviiiir?
– Hablamos de la Vegan Police, queremos comida ¿Qué tienen hoy en el menú?
– ¿La V-V-V-Vegan Po-po-po-police?
¡LA VEGAN POLICE DIJIMOS! ¿qué tienen hoy en el menú?
– Esteee… hay ensalada y quesadillas y nuestro especial del día son los chiles rellenos de plátano macho y cacahuate y arroz… y… y nuestras quesadillas son de flor de calabaza y jamaica… y… y…
Queremos todo, mándenos una dotación completa ¿a qué hora llegan?
– Este… ¿dos y media está bien?
– ¿DOS Y MEDIA? Está bien. Mientras nos comemos unas habas.

*Cuelgan* *Pasan 5 horas*

– Agente M1 ¿seguro que va a llegar? Ya son las 2:25
– Faltan cinco minutos, agente M2
– Es que ya me ruge la tripa
¡Dicen en la recepción que ya llegó!
– Vamos pa’ bajo
– ¿No será el cobrador?
– Naaah, dicen que es una chica con un mochilón

Bajon01a
La agente M1 recibiendo el pedido

– A ver, esto se ve muy sospechoso, pase al interrogatorio Mopi
– Pe-pe-pero ya me iba
– ¡Que pase!
– Está bien

*Esta es una trascripción fiel del interrogatorio*

– A ver señorita ¿qué es esto?
– Son unas quesadillas, Agente M1
¡Ya la agarramos! Las quesadillas son de queso
– Pero no es de queso, nomás de papa *ji ji ji*
– Hágase la chistosita, a ver vamos a comprobarlo. Mientras comemos siga hablando *chomp chomp*

bajon04
Esas fresas están muy sospechosas…

– Pues es que me gusta cocinar ¿no? Y entonces puse mi negocio de comida vegana en un lugar de La Merced
– Siga siga *chomp chomp*
– Y pues… nos ha ido bien, tenemos clientes muy fieles que nos piden menú todos los días y muchos de ellos son comecarne, pero les gusta lo que hacemos
– En efecto, esto está muy bueno ¿qué más trajo?
– Un chilote
– ¿CHILOTE? ¡Ahmmmmm!
– Relleno de plátano macho y cacahuate
– ¿MACHO? ¡Ahmmmmmmmmm!
– Éntrele con confianza, todo es vegano
– ¿VEGANO? ¡AHMMMMMMMMM! <3

Bajon02
¡Chiloteeee! En empaque ecológico, eso sí

– Ya me enchilé, pero no puedo dejar de comer
– Pruebe la ensaladita, trae aderezo de mango
– ¿Cuántas personas dice que son en Bajón Sin Carne?
– Somos tres: aparte de mí hay un chef que se pone a repartir y una repartidora que se pone a cocinar ¡no nos damos abasto!
– Lo que se nos hace muy sospechoso es su nombre: “Bajón sin carne” ¿qué es eso? ¿qué clase de brujería es esa? ¿Qué opina agente M2?

*el agente M2 sigue comiendo*

– Es que un día se me ocurrió que podía venderle comida a los que salían de los antros de la Condesa, en la madrugada, pues… pa’ bajarse la crudelia
– ¡Buena idea!
– Pues ni tan buena, salí con mi triciclo a venderles comida vegana, pero me fue re’ mal
– (Esos hipsters) Lo entendemos, siempre queremos un taco de soya cuando salimos a echar una caguama en bolsa
– Exaaaaacto, pero no nos fue nada bien. Lo único que nos quedó fue el nombre.
– Ni modo, ellos se lo pierden, a ver póngase allá
– PERO pero pero ¿por qué? ¡No hice nada malo!
– La vamos a fichar

bajo05
Mopi, la creadora de Bajón Sin Carne

– Y usted ¿qué más hace señorita Mopi?
– Ahorita estoy de lleno en esto, pero antes estaba en el reclusorio
– ¡AJÁAAAA! ¡LO SABÍAMOS!
– Pero les enseñaba literatura a los reclusos, no crean que por malandra
– Aaaah… bueño
– También quito tatuajes con láser, le puedo quitar esa ancla que tiene en el brazo
– Er… er… esteee… no, mejor no, puede retirarse. ¿Cómo dice que la contactamos?
– En nuestro Facebook. Recibimos pedidos en la mañana y luego los repartimos durante el día.

bajon
Aquí pueden darle like

***

Epílogo

– ¡Qué bueno está este chilote Agente M2!
– Está re bueno, Agente M1
– Oiga agente M2, le voy a preguntar algo muy serio
– Dígame
– Mopi sigue ahí desde hace dos horas ¿no deberíamos abrirle la puerta?
– ¡Aiñ! ¡Si es cierto!

*Le abren la puerta y Mopi sale huyendo*

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *