Veganos en Monterrey: Hare Krishna

Hasta hace algunos años el Barrio Antiguo de Monterrey se había convertido en una zona temida por los habitantes y turistas, esto debido a la inseguridad que se estaba viviendo en todo el estado en ese momento. No sabemos qué clase de arreglo sangriento habrá ocurrido entre esa bola de gandules que es el crimen organizado, pero afortunadamente el lugar se está recuperando poco a poco y por lo menos a nosotros no nos tocó ver nada sospechoso. Las calles son tranquilas y limpias, la arquitectura muy bella y hasta restaurantes veganos hay por allá, uno de ellos es Hare Krishna.

Desde afuera ya se anuncia que ahí se sirve vegan food, y una vez entrando se darán cuenta de sus motivos: los animales. Todos los muros están tapizados de estampas y pinturas alusivas al veganismo y a la conciencia de Krishna; no somos religiosos, mas podemos decir que en esta acogedora fondita se hallarán y comerán en paz. Y muy sabroso.

Estábamos tan hambrientos que olvidamos preguntar el nombre a la amable mujer que nos atendió (fuimos temprano para desayunar ahí, sin embargo tienen comida preparada hasta después del medio día, hay jugos y licuados para los que se conformen con eso por las mañanas; nosotros, pues no). El sistema es más o menos así: tienen una gran variedad de platillos en el mostrador y ustedes eligen sus entradas y guarniciones, justo al lado verán una barra de ensaladas. Comenzamos con un pozole verde con seitán y tenemos que decir que es el mejor que probamos en regiolandia: no era nada grasoso y tenía muy buen sabor.

Pueden escoger una ración de arroz o espagueti (o los entremeses disponibles) para acompañar sus guisados, o bien, intercambiarlos por otra de las preparaciones que tienen en exhibición; incluso nos dieron la oportunidad de pedir medias raciones para poder probar de todo. Existen muchas opciones con vegetales al vapor, así que no deben preocuparse por dar el botonazo, la comida en este local es muy ligera, aunque eso no le resta sazón. El pozole y el chicharrón en chile verde nos demostraron que saben dominar muy bien el gluten de trigo, a pesar de que este ingrediente estaba presente en ambos, lograron darle un gusto diferente a cada uno. Otras alternativas que ofrecen son las hamburguesas y tacos. El menú varía cada día, así que solo nos resta recomendarles que vayan y comprueben una vez más que la comida vegana nada tiene de insípida ni restrictiva, porque aquí se come de todo.

El costo por persona es de $100 a $130 pesos aproximadamente.

 

IMG_8461
“¡Ser hervido [vivo] duele!” Qué feo que nos lo tengan que recordar.
IMG_8467
Chicharrón en chile verde, arroz con cúrcuma y granos de mostaza, y samosa de chícharos y elote.

 

IMG_8459
Estando ahí dan ganas de meter la carota en todas las charolas. Pero no lo haremos porque sería repugnante.

 

IMG_8475
También hay servicio para llevar.

 

IMG_8472
Pakoras de berenjena, espinacas con pimiento morrón, sabji de colifror y ejote y calabacitas condimentadas al vapor. Para refrescar el gaznate, agua de pepino con coliflor.

 

 

Screen Shot 2015-12-21 at 19.34.12

Síganlos en Facebook, y ya se están tardando en visitarlos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *